Tu dentista en Torrejón de Ardoz
Pide una cita

Rápido y sencillo

Ya es verano, ¡sonríe, que ha llegado el buen tiempo!

Consejos odontológicos para el verano

Llega el sol y las vacaciones, y al fin, por unos días…salimos de la rutina.  Si no queremos que la fiesta y las vacaciones le pasen factura a nuestros dientes debemos seguir unos consejos muuuy sencillos.

  1. ¡Con pajita el esmalte no se quita! Así es, si no podemos resistirnos a un refresco, mejor si usamos pajita.
  2. El cloro de la pisci hace que salgan manchas en los dientes. ¡No se puede estar todo el día a remojo! Una buena opción son las piscinas naturales, y si no nos queda otra, intentaremos que el agua no nos entre en la boca. Esta patología se conoce como el sarro del nadador.
  3. Lleva contigo siempre un cepillo de emergencia. Mucho picoteo, escapadas… es bueno llevar un cepillo siempre con nosotros, por si el día se alarga más de lo que pensábamos.
  4. Anímate con un helado artesano para terminar la tarde, los lácteos son un buen aliado para tus dientes.
  5. Tienes más tiempo, anímate a pasar por el dentista. No tienes excusa, es el momento de hacerte una revisión, este verano tu sonrisa tiene que brillar.
  6. En una sonrisa no todo son dientes. ¡Protege tus labios del sol! Por supuesto, es muy importante cuidar nuestra hidratación labial.
  7. Sol y deporte, sí, pero, ¿cómo? Hay una relación demostrada entre el buceo y los dientes, debido a la presión del agua, que puede afectar a la mandíbula de forma negativa. También están en auge los deportes de contacto, boxeo, Muay Thai, K-1… Si eres un guerrero/a no olvides tu bucal, es muy importante proteger nuestra dentadura de los impactos. Además, nos ayudará a mantener la mandíbula fija, lo que será muy positivo si recibimos un golpe.

 

Cuida tu alimentación en verano

La alimentación por supuesto se refleja en todo nuestro cuerpo, por eso aquí te damos una lista de alimentos buuuuenos y bien ricos (¡Para tus dientes también!):

 

Manzanas

Son una merienda estupenda debido a la textura fibrosa. Esto no es un sustituto para el cepillado, aunque comer una manzana puede ayudar a limpiar los dientes hasta que puedan cepillarse correctamente. ¡Si son frescas mucho mejor! Esto se debe a que  masticar la fruta estimula las encías, reduce las bacterias que causan caries y aumenta el flujo de saliva. La saliva disminuye la acidez en la boca, elimina las partículas de los alimentos y evita la sequedad de boca que causa las caries.

 

Cítricos y otras frutas

¡Vitamina C! Y en grandes cantidades. También la encontrarás en las piñas, los tomates y los pepinos. Las naranjas, peras y sandías también te ayudarán a tener una boca más limpia, ya que ayudan a la producción de saliva. ¡También ayudan a estar más fresquito!

 

Zanahorias, apio y verduras de raíz

Estos vegetales ayudan al fortalecimiento de la encía. Las zanahorias y el apio son buenas fuentes de beta-caroteno, necesario para crear la vitamina A, esencial para la construcción de dientes fuertes.

 

Verduras crucíferas y de hoja verde

La col, las acelgas, la escarola, la lechuga, los espárragos, las espinacas, los berros…y un largo etcétera, proporcionan muchas vitaminas y minerales necesarios para conseguir una buena salud oral. Los nutrientes que se encuentran en estos alimentos de color verde oscuro son la vitamina A, vitamina C, beta-caroteno, fósforo, calcio y magnesio. Las espinacas tienen altas cantidades de magnesio. El brócoli es rico en vitamina C y fósforo, como la coliflor, las coles de Bruselas y la col rizada. El fósforo se almacena en los huesos y dientes, y este mineral es fundamental para nuestro cuerpo ya que ayuda a absorber el calcio y el magnesio.

 

Queso

Los productos lácteos contienen la proteína caseína, que estabiliza y repara el esmalte. Sin embargo, no todos los productos a base de queso tienen un alto contenido de calcio; por lo tanto, no te olvides de mirar la etiqueta, ahí encontrarás la cantidad recomendada.  ¡Ya sabes, cuanto menos procesado, mejor!

 

Salmón

Este pescado graso tiene un altísimo contenido de omega 3 y también de vitamina D, la cual ayuda al organismo a absorber calcio, ¡Qué ya sabemos que es muy bueno para los dientes!

 

Té verde o negro

Frío, caliente, con leche, sin leche, con hierbabuena, con jazmín, con cerezas… en fin, ¡cómo tú quieras! Esta infusión tiene un montón de beneficios, gracias a sus poderosos antioxidantes que combaten las bacterias y las enfermedades, y tiene la capacidad de proteger los dientes al evitar que la placa se adhiera a ellos. Además, el té, en general, contiene flúor que previene las caries y fortifica el esmalte dental. También puedes probar con el té negro, que es un poquito menos amargo, aunque nunca en exceso porque los tés tiñen los dientes.

 

¡Así que ya sabes! Este verano alíate con la fruta y la dieta mediterránea, opta por lo natural. Y no olvides cuidar de tu sonrisa.

1 comment on “Ya es verano, ¡sonríe, que ha llegado el buen tiempo!

  1. Pingback: Los precedentes del blanqueamiento dental actual - Clínica Dental S&S

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *